contacto@decotherapy.com

Pon un clásico en tu vida: sillas para la historia

|12 abril, 2018 | Blog, TALENTS

La silla es el objeto fetiche por excelencia de todo amante del diseño. Algo así como los zapatos para las fashion victims. Cualquier interiorista o arquitecto sabe que si las sillas no son correctas, nada es correcto. Si un mal zapato destroza el outfit mejor escogido, una silla adecuada realza o hunde una estancia. Para acertar en tu casa, los clásicos siempre funcionan y hay uno para cada estilo de decoración. Aunque es difícil reducir la lista, con estos históricos 6 nunca fallarás.

Thonet, sabor de café vienés

Michael Thonet inventó en 1859 como curvar la madera con vapor; además se le ocurrió incluir las piezas en un paquete plano y que la silla se montase en destino. Consiguió una pieza barata de producir y fácil de transportar que inundó toda Europa desde su Viena natal. Fue tan popular que todos la hemos visto en casa de nuestras abuelas y en cafés de todo el mundo. En 1930 se habían vendido más de 50 millones de sillas y este primer ‘IKEA’  de la historia sigue siendo hoy una exitosa empresa.

decotherapy-silla-thonet-diseño

Si quieres la versión más cool de la famosa silla, la Thonet con brazos te encantará si buscas un toque historicista pero sencillo y elegante en tu casa.

Cesca de Marcel Breuer

Heredera de la anterior, combina asiento de madera y respaldo de rejilla con otra nueva técnica industrial que revolucionó el mundo del mobiliario: el tubo curvado. Corría 1929 y la escuela alemana de la Bauhaus estaba creando los fundamentos del movimento moderno. Además de unir la tradición de la madera con el innovador tubo de aluminio, la silla incorporaba un juego formal que fascinaría a arquitectos y diseñadores durante todo el siglo XX: el voladizo (cantilever en inglés). El efecto de suspender una superficie horizontal le da un aire poderoso a cualquier pieza de diseño o arquitectura.

decotherapy-silla-diseño-cesca-marcel-breuer

Breuer creó esta maravilla hace 90 años y hoy en día nos encanta verla tanto en salas de reuniones como en comedores eclécticos a los que les gusta arriesgar y mezclan estilos.

Wishbone chair

En 1949, en la fría Escandinavia ya se estaba gestando el hoy popular diseño nórdico; y esta es una de sus piezas más conocidas. El gusto por lo orgánico (el respaldo de esta silla está inspirado en un hueso), lo artesanal, la comodidad, la simplicidad, y la madera dotan a esta silla de Hans Wegner una elegancia eterna. Cuentan que el autor se inspiró en los asientos antiguos de la dinastía china Ming y simplificó sus formas hasta lo esencial.

decotherapy-decoracion-sillas-hans-wegner-wishbone-chair

Producida hoy en día por la firma Carl Hansen & Son te quedará perfecta en cualquier ambiente hogareño que demande elegancia y sabor natural.

Superleggera de Gio Ponti

Podríamos decir que es la prima italiana de la anterior, aunque sus orígenes nada tienen que ver. La silla tradicional del campo del sur de Europa fue escogida por el gran Gio Ponti para realizar un ejercicio de minimalismo hasta el límite. En el año 1969 eliminó todo lo que no hacía falta de la silla popular italiana: creó una sección triangular para su patas, y consiguió la Superleggera que, como su nombre indica, es una silla de madera que parece sostenerse milagorsamente con su estructura desafiantemente ligera.

decotherapy-decoracion-sillas-gio-ponti-supperleggera-chair

Cassina la produce y vende desde entonces y nos encanta en ambientes sofisticados a pesar de su humilde origen.

El diamante de Bertoia

La madera ha sido de siempre el material tradicional para la silla. Pero no podemos dejar de lado los clásicos creados gracias a los nuevos materiales que aparecieron a mitad del siglo XX. Uno de nuestros favoritos es la retícula metálica que permitió moldear formas antes imposibles. Y la más bonita es sin duda la Diamond que Harry Bertoia creó en 1952 con una forma maravillosa y una transparencia antes nunca vista. También la produce y vende la firma Knoll.

decotherapy-decoracion-dillas-harry-bertoia-chair

Te encantará si buscas sillas objeto y ligereza, pura modernidad. Combínala con muebles más mullidos y añádele cojines planos de colores esenciales para realzar sus formas.

Panton, viva el pop

Nuestra última selección es una de las siluetas más famosas de la historia del diseño: la creada por Verner Panton en 1960. Un nuevo material que nació en aquella época de hippies y optimismo revolucionó la estética del momento: el plástico.  Gracias a él Panton hizo posible un gran sueño; la primera silla de una sola pieza. Y cuidado… ¡con cantilever incluido! Ya te habíamos advertido que este efecto de ‘volar’ encanta a los diseñadores.

decotherapy-decoracion-sillas-verner-panton-chair

Si la imagen pop de los 60 te sigue encantando, pon una Panton en tu vida. Para habitaciones de niños es divertida, resistente y existe en tamaño mini. Lo suyo es que la escojas en rojo, pero se produce en infinidad de colores y la vende la firma Vitra.

 

Compartir este artículo:
×