contacto@decotherapy.com

Gran Hotel Inglés, un prodigio de decoración Belle Époque

|18 enero, 2018 | Blog, TALENTS, TRENDS

El Gran Hotel Inglés, el más antiguo de Madrid, abrió sus puertas en 1886. Hoy, Hidden Away Hotels recupera esta joya de la capital de la mano del estudio de arquitectura e interiorismo David Rockwell. El reto: mantener el sabor Art Decó adaptándolo a las necesidades del siglo XXI.

 

Apertura en marzo de 2018

En escasos 2 meses el Gran Hotel Inglés volverá a funcionar después de 5 años cerrado y muchos meses de remodelación. El que fuera uno de los hoteles más elegantes de la capital, ha contado con el equipo de arquitectura e interiorismo de Rockwell. Esta ha sido su primera intervención integral en un hotel en España. El equipo de este prestigioso estudio internacional se ha entusiasmado con el proyecto y ha volcado toda su creatividad en el diseño de un mobiliario único y exclusivo.

El más antiguo de Madrid

A finales del siglo XIX, el diario Época se refería con admiración al Gran Hotel Inglés y lo hacía en estos términos. “Un hotel único en Madrid por tener ascensor, pieza de baño en cada piso, alumbrado, calefacción a vapor y todos los adelantos que hacen más cómoda la vida”. Ese mismo espíritu se mantiene latente 15o años después al apostar por los adelantos tecnológicos que confieren comodidad al establecimiento, pero manteniendo la personalidad de antaño.

Estilo Art Decó y años 20

El maravilloso edificio con reminiscencias Art Decó está situado en el corazón del Barrio de Las Letras, en la calle Echegaray (antes conocida como calle del Lobo). Además de sofisticación y elegancia en sus 48 habitaciones, el edificio disfruta de todo un mundo de amenities exclusivas. Desde el restarante Lobo de la mano de Willy Moya, a las meriendas de churros con chocolate que se ofrecerán cada tarde, o la zona de cocktelería que recuerda al Gran Gastby, todo ha sido cuidado al detalle. No en vano, sus dueños, un matrimonio de hoteleros afincado en Mallorca, ya tienen experiencia con un hotel boutique y no han escatimado en gastos.

 

El interiorismo de David Rockwell

Pero pasemos a la decoración, que es lo que nos ocupa, y descubramos el maravilloso mundo años 20 que ha recreado el estudio Rockwell. Comencemos por el restaurante LOBO 8. Se ha diseñado un espacio clásico que recuerda tiempos pasados. Predomina la madera que le confiere calidez, junto con el terciopelo azul pavo real y el cuero en las butacas. Un ambiente relajado y sofisticado a la vez para un espacio que promete convertirse en un must de la noche madrileña.

Amenities y espacios comunes

Continuemos con el lobby. Con el nombre Lobbyto y haciendo un guiño a la antigua calle antes de que se convirtiera en Echegaray, es el espacio perfecto para esperar tomando un vermut. Sí, de esos en copa de boca ancha con aceituna y palillo. Se trata de un espacio cálido, sin estridencias, donde domina nuevamente la madera, con algunos toques de verde desvaído y una excelente iluminación. Todo, nuevamente, firmado por Rockwell.

Antes de pasar a las habitaciones, no podemos dejar de mencionar otro de los espacios con más encanto: la biblioteca o Salón de Las Letras.  Se trata de un espacio que rememora las tertulias literarias e invita a la lectura. Se ha decorado como las antiguas bibliotecas de las casas aristocráticas de Madrid: chimenea, sofás aterciopelados, butacas con formas redondeadas y mucho cuero. Como curiosidad, el salón cuenta con una cuidada selección de libros de escritores españoles. Más de 600 volúmenes de la editorial Zenda se dan cita en este espacio de sosiego y relajación.

48 habitaciones y suites

Abandonamos los espacios comunes para meternos en la intimidad: 5 categorías de habitaciones y 6 suites que se inspiran en los lujosos salones de estilo Art déco. Suelos de madera, paredes forradas con paneles de piel acolchada, muebles de bronce y cristal, sillones, texturas y tejidos diseñados en exclusiva por David Rockwell. Un estilo de decoración muy acorde con el entorno del Barrio de Las Letras y respetuoso con el pasado histórico del edificio.

 

El estudio Rockwell ha ejecutado magistralmente su primer proyecto integral de un hotel en España, algo en lo que son un referente a nivel mundial. Quizá, y sólo por poner algún pero, habríamos esperado que asumieran algún riesgo en colores, estampados o texturas. Todo, muy políticamente correcto.