contacto@decotherapy.com

Color amarillo, color verano

|6 junio, 2019 | Blog, DECORATION, SPACES, TIPS, TRENDS

Eso de “De este agua no beberé” también sirve para las tendencias deco que usaban nuestras madres. Si juraste miles de veces que nunca volverías a pintar la sala de amarillo pollito, si prometiste que jamás echarías de menos el papel pintado de margaritas de tu habitación infantil, vas a arrepentirte de tus palabras. Este verano, el color amarillo brillará más que el sol, dentro y fuera de casa.

¿Te parece imposible? Contrata uno de nuestros packs de interiorismo online y nuestras interioristas te ayudarán a hacer de tu casa un espacio de máxima tendencia, a un precio muy asequible.

Salón con toques amarillos y naturales en casa de la costa azul

Para convencerte de que el amarillo es el color el que te vas a enamorar perdidamente, escogemos esta casa diseñada por la famosa interiorista India Madhavi en la Costa Azul.  Los toques limón intenso quedan perfectos entre blancos, negros, tonos naturales y el paisaje verde mediterráneo.

dormitorio con plaid mostaza sobre la cama

Si aún no te has inspirado en amarillo, admira los estilismos que te mostramos a continuación para acabar de convencerte.

Para los atrevidos, ácidos

Algo sencillo pero valiente es combinar el amarillo con otros tonos hermanos. Verdes ácidos, limas y anaranjados serán los reyes de tu salón, si está inundado de luz natural. Escogemos la versión de la firma italiana Paola Lenti para este inmenso asiento multiformas.

sofá amarillo y naranja de Paola Lenti

Irremediablemente el color del astro sol luce bien en verano, y el mobiliario outdoor para casas soleadas como esta de EssaouiraMarruecos encuentra su hábitat natural.

tumbonas amarillas junto a una piscina

Si te apetece decorar tu apartamento con aire surfero, combínalo con azules y verdes. Agua, naturaleza y sol… solo falta música de los Beach Boys para trasladarte mentalmente a California.

salón estilo surfero tropical

La firma de mobiliario USM, un referente en muebles de oficina desde hace más de 50 años, se está adentrando cada día más en la casa con gran éxigo. Mezclando su amarillo de siempre con blanco y negro se consigue un look así de moderno, muy de la Escuela Bauhaus, perfecto para amantes de la cultura del diseño.

mueble usm en blanco amarillo y negro

Si te encanta el estilo pop de los 60-70, atrévete combinándo el amarillo más ácido con rojos, naranjas intensos o marrones. O dales una segunda oportunidad a las margaritas de tu infancia; hay papeles pintados con versiones muy actualizadas.

comedor pop en una casa de miami detalles en amarillo y rojo

papel pintado de flores amarillas

Una de las estancias donde puedes usar el amarillo chillón sin miedo a equivocarte es la cocina. La versión Total Yellow contrasta con el resto gris industrial de este espacio tipo loft.

cocina amarilla en loft gris y negro

 

El mostaza, en su salsa

Uno de los trucos más socorridos es usar el mostaza en lugar del amarillo ácido. Es un tono elegante que combina bien con azules marino y verdes oscuros. El mostaza es plena tendencia pero a la vez es un color clásico del que no te cansarás pasados unos años.

Una de las estrellas de Molteni el pasado Milán fue el sofá Gregor de Vincent van Duysen. Queda súper moderno con este tapizado en terciopelo mostaza verduzco, y no es una combinación súper arriesgada, más bien elegante y actual.

sofá en amarillo amarillo mostaza verde

Siempre tendrás la opción teatral: escoge una cortina tipo telón en terciopelo mostaza como han hecho los interioristas de Casa Josephine en este bonito proyecto madrileño.

cortina telón de terciopelo amarillo

O dale un aire dramático a la estancia haciendo resplandecer tu sofá ente un ambiente súper elegante. En versión capitoné, este sofá tapizado en tono mostaza brillante hará las delicias de los amantes de la tendencia ecléctica.

sofá capitoné en amarillo mostaza brillante

Si no quieres arriesgar tanto, otra opción es acercar el tono a un marrón claro y combinarlo con colores más luminosos. Un par de cojines atrevidos alegrarán ese color amarillo ‘ensuciado’.

sofá color mostaza marrón en casa blanca

Para versiones más country combina el mostaza con tapizados de florecitas tipo Liberty, o con azules canard intenso en las paredes; dos clásicos que nunca pasan de moda.

butaca mostaza en ambiente country

sofá clásico en mostaza con pared azul canard

 

Si aún no te lanzas del todo, escoge dorados, naturales o empolvados

Opciones hay para todos los gustos. Si no te atreves aún a pensar en amarillo, empieza por el dorado. Este mural tropical en oro y negro de Random Papers puede ser un buen comienzo. Combina el oro con el negro y acertarás seguro.

papel dorado y negro combinado con sofá mostaza

Más soft resultan las combinaciones con otros tonos claros, como es la familia de empolvados. En esta imagen, con papel pintado geométrico, el amarillo resulta un color desestresante, muy contrario a su mala fama.

amarillo combinado con rosa empolvado

Para los gustos tranquilos sugerimos usar los tonos amarillos cercanos a las fibras naturales como la madera clara de pino. Es perfecto para una casa de vacaciones de montaña, donde la pausa es la norma.

alfombra amarilla en casa alpina de tonos pino claro

Y si después de todos estos consejos aún no sabes como aplicarlo, usa el recurso del punto focal, extremado al máximo pero sin riesgos excesivos. Estas butacas tubulares serán el centro de todas las miradas; si tienes miedo de cansarte puedes retapizarlas o cambiarlas en unos años sin tener que redecorar todo el salón.

sillas tubulares tapizadas en amarillo

Consulta con nuestros interioristas si necesitas más consejos. Y disfruta de verano lleno de color amarillo sol.